GR
66 D
Valle del Cabriel
Descripción

Entre las poblaciones de Víllora y Enguídanos se extiende un trazado tan abrupto e intrincado como atractivo y variado; desde barrancos como el del río San Martín hasta valles como el del río Cabriel. Sorprenderán al visitante los parajes de la ermita de Castell de Olivas y, sobre todo, Las Chorreras.
Conecta el sector B en el límite municipal de Víllora. Alcanza en este tramo el punto más elevado del sendero, al bordear el Cerro de Cabeza de Víllora. Visita el pueblo de Víllora y continua muy cerca del río San Martin, para ir más tarde al encuentro del río Cabriel en un singular entorno de gran belleza. Siguiendo su cauce hasta Enguidanos, en dirección sur atravesando el valle del río Cabriel, extensa cola del embalse de Contreras. El trazado abandona el valle y continúa por el barranco de los Boquerones hasta acceder a las zonas más llanas y despejadas de La Pesquera, donde el almendro, la vid y el olivo se convierten en los protagonistas del paisaje.
Sobre un paisaje de amplios y fértiles valles, el sendero recorre los terrenos que ocupa la cola del Embalse de Contreras, entre tierras de labor y junto al río que ahora se muestra tranquilo. Más tarde se encarama a la meseta de horizontes despejados cuajada de vides, almendros y olivos que anuncia la llegada a la pequeña localidad de la Pesquera.
Desde La Pesquera el trazado se introduce en la Rambla Salá, conocida por sus minas y numerosas afloraciones de sal. En la parte más baja del cauce existe un manantial de agua salada, muy conocido en la comarca y habilitado para el baño. Desde la Rambla, una senda se encarama a la ladera del cerro hasta alcanzar el llano en el que se encuentra la localidad Minglanilla.
De nuevo un substancial cambio de paisaje dejando atrás las llanuras y cultivos, para entrar en un angosto y singular entorno geológico con cárcavas de coloridas combinaciones, con el nombre de Rambla Sála que haciendo honor a su nombre, deja escapar afloraciones de agua con grandes concentración salina, visitando los baños de agua salada de origen remoto.
Desde el casco urbano de Minglanilla se continúa hacia el sur por la rambla de Mateo y sus fértiles valles. Tras pasar junto a la ermita de Santa Bárbara y bajo la A-3 y la línea del AVE, el trazado continúa serpenteante entre viñas y almendros. Poco después de cruzar la rambla de San Pedro se llega a Villalpardo.
Desde Minglanilla, el sendero avanza por una zona abierta de cultivos y huertos de almendros y olivos con una gran producción y reconocida calidad. El sendero pasa bajo la autovía E-3 momentáneamente alejado del  cauce río Cabriel, que queda hacia el Este, coincidiendo con el área protegida de la Reserva Natural de las Hoces del Cabriel.
Desde Villalpardo, caminando entre almendros y tras dejar atrás un monumental pino, se llega a la ermita de Nuestra Señora de Consolación. Siguiendo la rambla del mismo nombre, sorteando antiguos molinos y huertos, el sendero desemboca en Vadocañas, término de Iniesta, antigua fonda a orillas del río Cabriel. Siguiendo el cauce sinuoso del río el sendero conecta con la provincia de Albacete llegando a Los Cárceles (Villamalea).
El tramo final por el Sur, se adentra en la exuberante Rambla de Consolación, cuyos abundantes manantiales son conducidos hacia el río Cabriel, con el cual volvemos a encontrarnos en el paraje de Valdocañas (Iniestas). Finaliza el sector D coincidiendo con el límite provincial entre Cuenca y Albacete, en el barrio de los Cárceles, perteneciente a Villamales (Albacete).

Imagenes
Etapas
De La Pesquera a Minglanilla.
  • Estado:
    Operativo
  • Longitud:
    9,17km
  • Cota maxima:
    869m
  • Cota minima:
    669m
  • Acumulado:
    669m
  • Dificultad:
    Media
  • Epoca:
    Todas
  • Etiquetas:
  • Tipo:
    Lineal
  • Track:
    track.gpx
  • Topoguia:
    topoguia.pdf
Descripción

Desde La Pesquera el trazado se introduce en la Rambla Salá, conocida por sus minas y numerosas afloraciones de sal. En la parte más baja del cauce existe un manantial de agua salada, muy conocido en la comarca y habilitado para el baño. Desde la Rambla, una senda se encarama a la ladera del cerro hasta alcanzar el llano en el que se encuentra la localidad Minglanilla.

De nuevo un substancial cambio de paisaje dejando atrás las llanuras y cultivos, para entrar en un angosto y singular entorno geológico con cárcavas de coloridas combinaciones, con el nombre de Rambla Sála que haciendo honor a su nombre, deja escapar afloraciones de agua con grandes concentración salina, visitando los baños de agua salada de origen remoto.

Imagenes
Banners y RRSS