PR-CR
50
RUTA DE LOS BOMBOS
  • Estado:
    Operativo
  • Longitud:
    17,20km
  • Cota maxima:
    660m
  • Cota minima:
    593m
  • Acumulado:
    135m
  • Dificultad:
    Baja
  • Epoca:
    Primavera, Otoño, Invierno
  • Etiquetas:
  • Tipo:
    Circular
  • Track:
    track.gpx
  • Topoguia:
    topoguia.pdf
Descripción

Recorrido circular que parte del Santuario de Nuestra señora de las Viñas a 5 km de la localidad de Tomelloso. En torno al santuario terrenos de ocio y esparcimiento con merendero y bar restaurante. Es un recorrido total de 17,17 km a través de un mar de viñas en el centro geográfico de la región natural de la Mancha. Aunque el paisaje en su totalidad lo ocupa el viñedo, a nuestro paso encontraremos también parcelas de cereal y un pinar junto a nuestra ruta que nos invita a un alto y descanso. Por su peculiaridad y ausencia de árboles es una ruta no aconsejable en verano, salvo que se haga nocturna o seminocturna.

Aparte del valor paisajístico como elemento representativo del paisaje manchego de luz y llanura, hemos de añadir el colorido del viñedo, ya que las hojas de la vid evolucionan durante su ciclo vegetativo, desde la brotacion a la maduración, desde el verde clorótico hasta el verde intenso, para en los días próximos a la maduración precipitar el cambio a colores de tonos pálidos, rojizos, ocres o siena. Además, como elemento diferenciador y representativo del paisaje en Tomelloso, a nuestro paso encontraremos multitud de Bombos. Un paisaje que se ve enriquecido por estas auténticas joyas arquitectónicas de la arquitectura popular. Se trata de arquitecturas rústicas de carácter agrícola que están fabricados de forma natural con la piedra del lugar (lajas o lanchas), desenterrada por el arado y amontonada en las lindes. La construcción requiere una esmerada técnica, ya que se realiza piedra sobre piedra sin ligar con ningún tipo de argamasa (técnica que en arquitectura de denomina de “piedra seca”). El techado o la cubierta se realiza en forma de falsa bóveda. La planta suele ser aproximadamente circular. Es admitido por los agricultores que los bombos se construyeron a partir de la segunda mitad del s. XIX como consecuencia de la extensión del cultivo de la vid sirviendo como vivienda y refugio durante las faenas del campo. En su interior podemos encontrar, entre otros, la chimenea para el fuego, los poyos para el descanso, las hornacinas a modo de alacenas, las estacas clavadas en las paredes o ganchos donde principalmente se colgaban los aperos al terminar las faenas y la zona de la cuadra para los animales, los cuales proporcionaban calor durante la noche.

 

Imagenes
Banners y RRSS